Previous Next

Las fiestas regionales y las industrias creativas

Moderado por el investigador Edgar Rey Sinning, las fiestas del Caribe colombiano analizaron su relación con las industrias creativas y planteó a los panelistas la inquietud de cómo emplear las industrias creativas para acabar con la mendicidad cultural.

Rodolfo Molina Araújo, presidente de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata. 

Es una fiesta con gran contenido musical, pero que también tiene mucho contenido parecido a las fiestas que se dan en el Caribe como las danzas. Las parrandas vallenatas, el desfile de las piloneras y todos los componentes del festival, la fundación se ha preocupado porque la gente los entienda y los estudie. La fundación había hecho registros, y la pregunta qué nos hacíamos es qué hacer con tener todo esto registrado.

De otro lado elevamos a concurso la parranda vallenata con el fin de poder preservar esta tradición, que se quiso distorsionar por la empresa privada.

En nuestro caso somos una fundación privada sin ánimo de lucro, dedicada a defender, promover y difundir la música vallenata.

Desde el 2007 estamos haciendo una evaluación y un ejercicio con el fin de medir el impacto del festival. En Valledupar, desde el inicio del festival, la gente acostumbra a rentar las casas en todos los estratos. Se ha demostrado que por lo menos durante el festival, Valledupar se abastece de combustible para tres meses, y lo mismo los supermercados en materia de alimentos. Las aerolíneas y las empresas de transporte triplican sus vuelos hacia la capital del Cesar.

 

Juan Carlos Santacruz, presidente de Corpocarnaval, organizador del Carnaval de Negros y Blancos de Pasto. 

En Pasto el carnaval es un elemento patrimonial donde todos somos dueños, colectivamente todas las decisiones que se toman en el carnaval se hacen con la participación de los depositarios de la tradición que se ha transmitido de generación en generación.

En Pasto no tenemos indicadores y no ha habido un registro juicioso de lo que aporta el carnaval, pero por supuesto que el impacto económico es muy alto. Estamos frente a la necesidad también de tener un censo y un mapeo de nuestras empresas culturales.  

 

Bertha Arnedo, directora de Instituto de Cultura y Patrimonio de Cartagena, organizador de las Fiestas de Independencia.

La fiesta de independencia, más que reinas, es lo que pasa en noviembre. Lo que muchos calificaron como el fin de la festividad novembrina cuando no coincidió con el Reinado Nacional de la Belleza, fue todo lo contrario y el año pasado salieron muchas más comparsas cartageneras y estuvieron otras ciudades acompañando. Además, tuvimos los indicadores más bajos en acciones delictivas. 

La apuesta que ahora tenemos como ciudad es que la fiesta sea reconocida como patrimonio inmaterial del país.

Carla Celia, Carnaval de Barranquilla.

Nosotros en Barranquilla hemos hecho mediciones a nivel local y estamos hablando de un impacto de 31.000 empleos, una ocupación hotelera del 96 por ciento, y un movimiento de 2 millones de visitantes, lo que mueve todos los sectores de la economía. 

En Barranquilla la fiesta actúa casi como una catarsis y construye un tejido social en el cual los estratos no existen.

© 2017 Carnavales del Caribe. Todos los derechos reservados. Designed By Dixara.co